Yogi Bhajan enseñó que debe haber un intercambio de energía para recibir las enseñazas yóquicas. Dijo que esto estaba basado en una antigua enseñanza: si vienes con las manos vacías, te irás con las manos vacías. También acostumbraba tirar billetes de dólares en el aparcamiento donde daba clases, para que sus estudiantes hipis pudieran ´pagar´por la clase.

Das Vandh significa compartir un décimo de lo que has ganado. Esta es una práctica común en muchas tradiciones espirituales, como forma de reconocimiento de que toda prosperidad proviene de Dios.

Yogi Bhajan llevó esto un poco más allá para los maestros de Kundalini Yoga. Dió instrucciones de que el 11% de lo que ganarás de las enseñanzas lo devolvieras a la fuente de las Enseñanzas – esta podría ser tu asociación local AEKY, o a la Biblioteca de Enseñanzas u otra entidad sin ánimo de lucro de 3HO. Esta donación recibe el nombre de Gurudakshina. De esta forma, nuestra comunidad recibe el apoyo para crecer, para que se invierta en proyectos que ayuden con el desarrollo de las enseñanzas, y para ser próspero.